Preguntas Frecuentes

Para patentes como para modelos de utilidad es necesario que las invenciones sean nuevas, impliquen actividad inventiva y tengan aplicación industrial.

En los modelos de utilidad estos requisitos son parecidos a las patentes, es decir, novedad y actividad inventiva, aunque se aplican de una manera menos estricta. Los modelos de utilidad son objetos (instrumentos, herramientas, aparatos, dispositivos) cuya configuración, estructura determina una ventaja para su uso o fabricación.

Las invenciones de procedimientos, las variedades vegetales o las invenciones que incorporan materia biológica no pueden ser protegidas como modelos de utilidad.

Los requisitos que se requieren son parecidos, pero son menos estrictos para los modelos de utilidad, por lo que se utilizan para proteger invenciones de menor rango que las patentes.

En la mayoría de los países que tienen protección mediante modelos de utilidad, las oficinas de nacionales de patentes no examinan el fondo de las solicitudes con anterioridad al registro. Esto implica que el procedimiento de registro es más sencillo y rápido.

El plazo de duración de un modelo de utilidad es de de 10 años, y la patente 20 años.

El modelo de utilidad es más económico de obtener y mantener que una patente.

La ley de Propiedad industrial establece que «serán protegibles como Modelos de Utilidad las invenciones que, siendo nuevas e implicando una actividad inventiva, consistan en dar a un objeto una configuración, estructura o constitución de la que se derive una ventaja prácticamente apreciable para su uso o fabricación».

Es importante incidir  en  que la ley indica de manera expresa que los productos químicos y los alimentos y los procedimientos no son protegibles mediante el Modelo de Utilidad.

Los modelos de utilidad se  adaptan mejor a las PYME que realizan mejoras «menores» en productos existentes.

En general los modelos de utilidad son mejoras a aparatos o herramientas ya conocidos, es decir, invenciones mecánicas.

Las oficinas nacionales de patentes conceden las patentes a cambio de su divulgación, de esta forma pasan a estar disponibles para el público en general.

Sólo en la primera fase del procedimiento, el expediente es secreto.

Pero en todos los casos, y siempre y cuando el solicitante no retire la solicitud, la patente será publicada y divulgada en la forma que establece la ley.

Sí, el solicitante puede ser una empresa, pero la solicitud debe de tener el nombre del inventor/es.

Para obtener una patente en España pueden utilizarse tres vías:

– Vía española, la solicitud se elabora siguiendo los requisitos establecidos por la Ley española de Patentes de 20/03/1986.

– Vía europea: España forma parte desde 1986 del Convenio de Patente Europea, que permite obtener un conjunto de patentes nacionales a través de una única solicitud en la Oficina Europea de Patentes (EPO).

– Vía internacional o PCT: desde 1989 España forma parte del Tratado de Cooperación en materia de patentes (PCT). Este sistema permite solicitar la protección de una invención en cada uno de los estados firmantes del Tratado Internacional de Patentes (139 en 2008), mediante una única solicitud. No se trata de un procedimiento de concesión de patentes, ni sustituye a las concesiones nacionales, sino que es un procedimiento mediante el cual se unifica la tramitación de la protección internacional

  • Directamente  país por país, solicitando las solicitudes en cada uno de los países en los que se quiere registrar la invención.
  • PATENTE EUROPEA, información de cómo solicitar una patente europea http://www.epo.org
  • PCT,  información sobre las principales características de este sistema http://www.wipo.int/pct/es

Si tiene un modelo de utilidad en España, puede pedir una patente en otro país, PCT  o una patente europea en  base a su modelo, utilizando el derecho de prioridad.

Es posible solicitar una patente en otro país en base a su modelo de utilidad,  siempre que no se nos pasen los 12 meses del de derecho de prioridad, desde la fecha de solicitud de nuestro modelo de utilidad.

Los paises en que actualmente se puede solicitar modelo de utilidad son: Alemania, Argentina, Armenia, Australia, Austria, ARIPO, Belarús, Bélgica, Brasil, Bulgaria, China, Colombia, Costa Rica, Dinamarca, Eslovaquia, España, Estonia, Etiopía, Federación de Rusia, Filipinas, Finlandia, Francia, Georgia, Grecia, Guatemala, Hungría, Irlanda, Italia, Japón, Kazajstán, Kenya, Kirguistán, Malasia, México, OAPI, Países Bajos, Perú, Polonia, Portugal, República Checa, República de Corea, República de Moldova, Tayikistán, Trinidad y Tabago, Turquía, Ucrania, Uruguay y Uzbekistán. http://www.wipo.int/sme/es/ip_business/utility_models/utility_models.htm

Si, se puede solicitar el cambio de modalidad de modelo de utilidad a patente de invención hasta el momento en que el modelo de utilidad se publique en el BOPI.

La fecha se prioridad no se modificaría

Si es titular de una patente  puede proteger las invenciones que perfeccionen o desarrollen la invención principal solicitando lo que se denomina adiciones a la patente.

Estas mejoras o perfeccionamientos tienen que tener una misma unidad inventiva.

Actualmente si se opta por el Procedimiento general, el Informe sobre el Estado de la Técnica no es vinculante, y únicamente ayuda a valorar la patente.

Si este IET revela que la solicitud de patente no es nueva o le falta actividad inventiva, el solicitante tienes tres obciones:

  • no continuar y retirar la solicitud
  • hacer las modificaciones que permita la ley  y continuar el procedimiento vía de examen previo.
  • continuar con el procedimiento general de concesión, en este caso una vez concedida la patente, un tercero puede anularla por no cumplir los requisitos que establece la ley.